Cadena de oración por Perú

Queridos amigos,

Como es de su conocimiento, el Perú está enfrentando una grave crisis política. Aunque como organización cristiana internacional, no es nuestro rol ni resulta apropiado que RZIM LATAM emita opinión sobre la crisis en sí y el rol que los diferentes actores políticos y de la sociedad en general están jugando en ella, sí estamos muy preocupados por los efectos que la misma tiene en el país y por las consecuencias que podría traer.

Como cristianos, creemos que Dios es soberano, que debemos respeto a nuestras instituciones y autoridades, incluso cuando no estamos de acuerdo con ellas y que tenemos una responsabilidad y un deber de ser buenos ciudadanos, comprometidos con el servicio a la comunidad y reflejando siempre el amor, carácter y testimonio de Jesucristo en todo lo que hacemos.

Y por supuesto, creemos en el poder -real y efectivo, no simplemente simbólico- de la oración.

Por esa razón, le pedimos a todos nuestros seguidores -al margen de su opinión, su filiación partidaria o su inclinación ideológica- que se unan a nosotros en una cadena de oración y ayuno por el país hoy miércoles 20 de diciembre y mañana jueves 21 de diciembre. En particular, queremos levantar los siguientes pedidos de oración:

  1. Por los líderes de nuestro país en todas las esferas del poder, incluyendo al Presidente de la República y los demás integrantes de su Gobierno, los miembros del Congreso, los líderes de la oposición, así como nuestros jueces y fiscales, para que Dios les dé sabiduría en este tiempo, y para que ponga en sus corazones la firme convicción de votar y actuar -no sólo en la crucial sesión en el Congreso el día de mañana, sino siempre- en defensa de la justicia y la verdad, con integridad y vocación de servicio.
  2. Para que Dios saque a la luz todo delito, crimen y falta ética en todas las esferas del poder y que la justicia nacional pueda aplicar la ley como corresponde y en donde corresponda; para que sea servida la justicia del país y la justicia de Dios, y que la integridad del Perú se reivindique plenamente.
  3. Para que el amor, la justicia, el perdón y la compasión de Dios puedan hacerse evidentes en toda la ciudadanía en su real medida y el país pueda dirigirse a una genuina y duradera reconciliación nacional, que nos permita ver más allá de nuestras diferencias políticas hacia aquello que ciertamente nos hermana: el ser criaturas de Dios, iguales en valor y dignidad y portadoras de Su Imagen. Que los debates sobre política pública, social, económica y demás puedan llevarse a cabo en un espíritu de fraternidad y fin común, donde nuestras discrepancias sean puestas en su real dimensión frente a lo que nos une.
  4. Para que el testimonio colectivo de la Iglesia y de la persona del Señor Jesucristo no sea dañado como parte de estos contenciosos y difíciles debates. Para ese fin, oramos especialmente por todos los líderes y funcionarios cristianos que gozan hoy de visibilidad pública y tendrán gran injerencia en los acontecimientos de los próximos días, para que Dios los use y ellos se dejen usar por Él.

Al margen de lo que pueda ocurrir en los próximos días, confiamos en que Aquel que empezó la buena obra en nosotros continuará perfeccionándola hasta el día en que Nuestro Señor Jesucristo regrese, y poniendo nuestra esperanza únicamente en Él, nos despedimos invitándoles a que se unan a nosotros en el espíritu de estos pedidos.

Dios los bendiga,

RZIM LATAM

 

post oración

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *