Warning: session_start() expects parameter 1 to be array, string given in /home/customer/www/rzimlatam.com/public_html/wp-includes/class-wp-hook.php on line 287
¿La Oración Importa? – RZIM Latam

¿La Oración Importa?

Por Ravi Zacharias

 

Hay una inmensa diferencia entre una cosmovisión que no es capaz de responder a todas las preguntas con un nivel completo de satisfacción y una cuyas respuestas son consistentemente contradictorias. Hay una diferencia aún mayor entre las respuestas que contienen paradojas y aquellas que son sistémicamente irreconciliables.

 

Una vez más, la fe cristiana resalta como única en este análisis, tanto por su sistema de pensamiento como por las respuestas que otorga. El cristianismo no promete que tendrás respuestas completas a todas las preguntas a satisfacción antes de morir, pero las respuestas que te brinda son consistentemente consistentes. Puede haber paradojas dentro de las enseñanzas y creencias cristianas, pero no son irreconciliables. Para aquellos que sienten que el cristianismo les ha fallado debido a oraciones que no fueron respondidas, es importante que se den cuenta de lo que estoy diciendo aquí.

 

Estaba sentado con un hombre en mi automóvil, hablando sobre una serie de angustias y decepciones que él había experimentado. “Había solo unas pocas cosas que quería en la vida”, él dijo. “Ninguno de ellas sucedió de la forma en la cual yo lo había pedido en oración. Quería que mis padres vivieran hasta que por lo menos pudiera sostenerme por mí cuenta y que ellos pudieran ver crecer a mis hijos. Eso no sucedió. Quería que mi matrimonio tuviera éxito, y no fue así. Quería que mis hijos crecieran agradecidos por lo que Dios les había dado. Eso no sucedió. Quería que mi negocio prosperara, y no fue así. No solo mis oraciones no llegaron a nada; sino que, sucedió exactamente lo contrario. Ni siquiera me preguntes si puedes orar por mí. Me he quedado sin algún tipo de confianza en tales cosas”.

 

Sentí surgir dentro de mí dos emociones mientras escuchaba. La primera fue de un genuino dolor. El sintió que lo había intentado, que había hecho su parte, pero que Dios no había cumplido con su parte del trato. La segunda emoción fue de impotencia, mientras me preguntaba por dónde empezar para tratar de ayudarlo.

 

Estos son los bordes afilados de la fe en un Dios trascendente, todopoderoso y personal. La mayoría de nosotros tenemos una tendencia a enojarnos o alejarnos cuando sentimos que Dios nos ha decepcionado al no darnos las cosas que sentimos que podíamos pedirle legítimamente. Podemos sentirnos culpables de haber tenido expectativas demasiado grandes en Dios. Podemos sentir que Dios no ha respondido nuestras oraciones debido a algo que falta en nosotros mismos. Podemos compararnos con otros cuyos deseos parecen haber sido concedidos por Dios, y preguntarnos por qué no ha cumplido con nosotros de la misma manera que lo hace con los demás. Y a veces permitimos que esta decepción en Dios pudra y carcoma nuestra fe en Él hasta que los años pasan y nos encontramos sin fe alguna.

 

 

Andrei Rublev, Trinity, témpera en tabla, 1425, Galería Estatal Tretyakov.

 

G.K. Chesterton asumió, que cuando el creer en Dios se vuelve difícil, la tendencia es alejarse de él, pero por Dios, ¿a qué? Para el escéptico o el que se ha decepcionado de su fe, la respuesta obvia a la pregunta de Chesterton puede ser renunciar a creer que hay alguien ahí fuera, hacerse cargo de su propia vida y vivirla lo mejor que se pueda.

 

Pero Chesterton también escribió: “El verdadero problema con nuestro mundo no es que sea un mundo irracional, ni tampoco es que sea uno razonable. El tipo de problema más común es que es casi razonable, pero no del todo” (2).  Él tiene razón. Solo un tanto de la vida puede ser entendido por la razón; pero otro tanto queda muy corto de cualquier explicación razonable. La oración se convierte en el grito incontenible del corazón en los momentos en que más lo necesitamos. Para cada persona que siente que la oración no ha “funcionado” para ellos y, por lo tanto, ha abandonado a Dios, hay otra persona para quien la oración sigue siendo una parte vital de su vida, sosteniéndola incluso cuando sus oraciones no han sido respondidas, porque su creencia y confianza no solo está en el poder de la oración sino en el carácter y la sabiduría de Dios. Dios es el foco de aquella oración, y eso es lo que sostiene a estas personas y preserva su fe.

 

La oración es mucho más compleja de lo que algunos piensan que es. Implica mucho más que simplemente pedir algo y recibirlo. En esto, como en otros contextos, sucumbimos con demasiada frecuencia en creer que algo es lo que nunca fue, incluso cuando sabemos que no es tan simple como nos gustaría pensar que es.

 

 

Ravi Zacharias
Ravi Zacharias
Zacharias pasó los últimos 48 años elogiando la fe cristiana y abordando con elocuencia y gracia las grandes cuestiones existenciales de la vida: origen, significado, moralidad y destino.

 

(1) Extraído de Has Christianity Failed You? por RAVI ZACHARIAS. Copyright © 2010 by Ravi Zacharias. 

(2) G.K. Chesterton, Orthodoxy (San Francisco: Ignatius Press, 1995), 87.