Warning: session_start() expects parameter 1 to be array, string given in /home/customer/www/rzimlatam.com/public_html/wp-includes/class-wp-hook.php on line 287
Una actualización sobre la salud de Ravi Zacharias – RZIM Latam

Una actualización sobre la salud de Ravi Zacharias

 

Una actualización sobre la Salud de Ravi ZachariasQueridos amigos,

 

Quería tomarme un momento para agradecerles por todo el apoyo y aliento que nos han brindado en las últimas semanas. Realmente es difícil expresar lo agradecidos que estamos Margie y yo por sus oraciones y amor. Como hemos compartido anteriormente, durante mi reciente cirugía de espalda, el cirujano vio algo que le preocupaba lo suficiente como para hacer una biopsia y esta reveló que tenía cáncer.

 

Al principio nuestros médicos en Atlanta estaban preocupados de que no pudiera comenzar un tratamiento para el cáncer hasta que me curara por completo de la cirugía de espalda. Sin embargo, desde entonces hemos podido consultar con médicos en el renombrado MD Anderson Cancer Center en Houston, Texas. Verdaderamente Dios ha hecho un milagro al traerme aquí, llegando literalmente uno o dos días antes de que tuvieran que cerrar el centro a pacientes de fuera de Texas. Mi médico, un especialista en sarcoma, está convencido de que debo empezar un régimen de quimioterapia, y así lo hemos hecho. Dado que este tratamiento coincide con la pandemia COVID-19, permaneceré aquí en Houston durante los próximos meses hasta que termine la quimioterapia. Estoy muy agradecido de que tanto Margie como nuestra hija Naomi puedan estar aquí conmigo. Dios me ha dado el mejor médico, y espero ver gradualmente cómo se sana esta enfermedad.

 

La Biblia nos asegura que Dios está con nosotros en todo momento. Él es nuestro consolador; Él es nuestro sanador. Él es nuestro médico; Él es nuestro proveedor. Él sabe más que nosotros. Si bien algunas noches han sido dolorosas, mi corazón descansa en que todo esto es parte del plan de Dios. Quiero mejorar; quiero estar sano. Quiero estar en su voluntad y honrarle.

 

Ciertamente, es demasiado pronto para comenzar a hacer planes para dar charlas y viajar, debido al progreso de mi tratamiento y la incertidumbre que rodea al coronavirus, pero mis médicos aquí están ansiosos por extender mi ministerio activo y creo que Dios todavía tiene más para mí. Serviré al Señor desde aquí, ya sea de espaldas o de pie. Espero volver a su servicio. Y como nuestro equipo también sirve al Señor conmigo, ayudaremos a hacer de este mundo un lugar mejor como Dios lo permita y por su gracia. Estoy muy agradecido de ver a muchos de mis colegas de todo el mundo ahora hablando y ministrando en línea y estoy agradecido por todo lo que continúan haciendo durante esta temporada. A menudo he dicho que solo Dios podría haber reunido a este equipo, y creo que más que nunca al ver todo lo que Él les está permitiendo hacer y ministrar en un momento como este.

 

Por favor, continúen con nosotros. Te necesitamos más que nunca. Estamos agradecidos por ustedes, nuestros hermanos y hermanas en Jesucristo. Y no damos por sentado sus oraciones. Nuestras oraciones son para ti en estos tiempos difíciles. He llegado a saber que la familia más grande en la tierra es la familia de Dios. Si hay alguna forma en que podamos servirle, háganoslo saber.